sábado, 30 de enero de 2010

¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?

¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Si solo quiero ser feliz...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
De verdad que lo intento...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Empiezo a no creer en mi...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Nunca lo conseguire...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Pero intentare resistir...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Seguire luchando...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Tengo que tener fe...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Pero no conseguire nunca tener amor...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?
Me siento en el infierno...
¿Y que hice mal? ¿Que hago mal?

4 comentarios:

  1. A lo mejor no encuentras las respuestas a tus preguntas, porque no son las preguntas correctas..quizá, puedes empezar por preguntarte, qué fué lo que no hiciste, y puede que ahí esté la respuesta..

    pd: es sólo una opinión..si te sirve..

    ResponderEliminar
  2. Hola compi de blog...

    No creo que se trate de si has hecho o no las preguntas pertinentes. De hecho no creo que hayas hecho nada mal y pongo en duda que te dejaras algo por hacer, conscientemente. Pero estas cosas son muy relativas.

    De todos modos, como me declaro una de tus mas fieles defensoras y amigas(porque te aprecio un huevo) no te voy a dar consejos, que no me gusta, te voy a dar directamente una orden: No consientas que nada te haga perder la confianza en tí mismo y por nada vivas sintiendote culpable. En las cosas de dos, no hay culpables y si los hubiera, nunca sería uno solo...es solo una opinión, la mía.

    Besotes o no...nunca se sabe!
    (sigo sin sombra, pero eso no me impide estar a tu lado)

    ResponderEliminar
  3. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu página.
    Un beso
    tatiana.
    ta.chang@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera.
    Proverbio chino

    ResponderEliminar